Aquí nomás, esperando el fin del mundo.

 
Quantcast