elsierra
NSFW Safe
Is this playlist safe for work?

Pianistas cubanos

1 comment on Pianistas cubanos


Del jazz interpretado con solvencia por los Havana All Stars al legítimo sonido cubano del gran Peruchín Justiz, la transgresión sonora va tomando forma. Suerte de lanzamiento al aire de sonoridades mixtas para que entre el diablo y escoja.
Cierta paz interior recubre al bailador cuando el tímido pero omnipresente piano de Emiliano Salvador se pasea por nuestros oídos recordando que por calmado no es menos sabroso, un danzón. La batería aún no me cuaja pero el resto me embruja.
La calma reina en el ambiente y López Nussa revive el espíritu anterior con digitaciones envueltas en influencia jazzística, figuras y figuraciones.
Un poco más rápido, llenando los espacios posibles, imagino la figura robusta de Valdés balancearse frente al piano, con su particular alegría en tiempo de seriedad. El tumbao se asoma pero recuerda que es otro tiempo interpretativo y se calma hasta lograr un silencio trepidante… pero la velocidad no se resigna y Leyanis siente el tributo para sí.
Con asomos de trompeta jazzística, el piano estudiado de Gonzalo Rubalcaba va siguiendo la secuencia, sin querer ser protagonista en los primeros instantes. El bolero se pierde por momentos y la música nos hace pensar más en las virtudes. La calidad no es pérfida.
El sonido se va enfilando cada vez más hacia un jazz que no renuncia a la cubanía. El tumbao va y viene y el danzón también, camuflado en notas azules, Hilario la tiene clara.
Pero desde la obscuridad viene el orisha del piano que viaja por los contextos. Omar Sosa se divierte transportándonos en su teclado hacia el infinito.
Tres emisarios de la melodía y el ritmo nos devuelven a la calma, sin abandonar los arpegios ellingtonianos. Tina se sentiría a gusto si los oyera en su son a ella. La Son-a-Tina se entrecruza entre el sabor y la inmortalidad.
Muy bien, señor. Denso a más no poder.

 
Quantcast